Hoy sí pero ¿y mañana?

FullSizeRenderQué jodida palabra esa de Cáncer… que jodida sensación cuando te la nombran mirándote a los ojos y te dicen que desde ahora te acompañará un tiempo, tú que te creías inmune e invencible a cualquier desastre natural y ahora te preguntas ¿por qué a mí?¿por qué yo?…Da igual no tienen respuesta.

Cuántas veces he visto el reflejo de la mala noticia en la cara de personas muy cercanas, cuántas veces el desánimo se ha apoderado de sus miradas, pero sólo temporalmente porque ellos son fuertes, hasta volver a recuperar la esperanza, la fuerza y el instinto de supervivencia que dentro de nosotros duerme hasta que se ve obligado a salir.

Fue el día mundial de mucha gente, el día en el que se recuerdan a las personas que están luchando contra esa jodida palabra. El día en el que nos acordamos de las que lucharon hasta el final y que con su esfuerzo ayudaron a entender y comprender mejor esa jodida palabra.

Fue el día mundial en el que todo el mundo luce un lazo rosa para demostrar, al de al lado, que apoya la causa ¿pero cómo? ¿poniendo un lazo en tu perfil? ¿así ayudamos a alguien o en algo?

Pero eso fue ayer, ¿y hoy?¿y mañana?…

Hoy todo el mundo vuelve a tener su foto de perfil cambiada, hoy no hay lazos rosas en las fotos de perfil, en las redes sociales y hoy todos volvemos a la normalidad menos ellos…los que tienen encima esa jodida palabra…para ellos todos los días son el día mundial contra el cáncer.

Gracias a la medicina hoy se ha convertido en una enfermedad curable y a lo peor crónica. Gracias a los avances, a los investigadores que no cesan en su empeño de encontrar un arma que acabe con esa jodida palabra hoy día se supera. Pero hay algo tan importante y fundamental que mantiene alerta al paciente, el pensamiento positivo, esto es algo que molesta mucho a esa jodida palabra, la irrita y la doblega.

Tengo muy cerca, tan cerca que me duele, un ejemplo de fuerza, de superación, de coraje y valor. Por más veces que esta jodida palabra ha aparecido, tantas la ha vencido, tantas gana la batalla y aunque en ocasiones agotada cae, cuál Ave Fénix renace de sus cenizas y se pone en pie para plantarle cara y dejarle claro que tú, jodida palabra, no vas a poder conmigo. Te derrotaré siempre, las veces que haga falta hasta que tú seas la que se marche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s