¿Sinceridad? ¿De qué?

¡La sinceridad es un engaño! Quién dijo que hay que ser sincero? Nadie quiere escuchar la verdad…la verdad en muchas ocasiones molesta, incomoda y duele.

Sin intención de ponerme filosófico, no nos paramos a pensar si nuestra verdad no es más que eso, la nuestra, pero no es la realidad o no es la visión que tiene el de enfrente de una misma situación, porque casi nunca intentamos empatizar con el prójimo, simplemente buscamos situaciones vividas parecidas en nuestro histórico a las del otro y que se sienta uno más del rebaño, pero ésto es un error.

Odio a las personas que llevan la sinceridad por bandera, odio a esos que dicen que ellos van de frente de cara te moleste o no porque son así. Eso les permite y les da libertad (o al menos eso se creen) a decirte sin filtros lo que piensan de ti y además no tienes derecho a enfadarte. Este comportamiento es muy del perfil de mono y choni de “Hombres y Mujeres y Viceversa” que suelen acabar su exposición con un: “ej ke llo boy de frente ¡baleee!” y de una recurrente frase final de: “…y a tomar por culo”. 

Ser sincero está bien, pero hay que saber serlo. Debemos escoger las palabras, el tono, la forma, el momento y hasta el lugar. Eso de yo te lo suelto y a correr ¡NO!

¡Hombres del mundo!, cuando una mujer os pide sinceridad ¡echad a correr! no entréis jamás en ese juego…es una trampa…no hay final feliz…no hay respuesta correcta…todas las respuestas son malas. Cuando tu pareja o amiga te pide una opinión sincera lo que realmente está queriendo decir es que mientas, que digas lo que ella quiere oír. Ejemplo práctico:

(todas las personas o frases de este post son inventados, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia)

ejemplo 1) Mujer: ¡Hola Cari! he ido a la peluqueriiiaaaaaaa!! dime la verdad porque no estoy muy convencida, que te pareceeee, pero se sincero ¿vale?

ejemplo 2) Mujer: ¡Hola Cari! he estado de compras y me he comprado este vestido para la boda de tu hermano! me lo pruebo y me dices! pero se sincero ¿eh?

Son trampas, no existen respuestas correctas al 100%, solo la respuesta con la que conseguirás una mirada de indiferencia y lo más importante, que no se enfade y salir indemne de esta situación…este es el mejor final posible.

¡Mujeres del mundo! no nos pidáis sinceridad cuando no estáis interesadas en ella, nos confunde, queremos ser corteses y elegantes pero nos lo ponéis difícil. Un tío jamas te pide sinceridad.

Que hemos aprendido hoy chicos? No hay que ser sinceros, no hay que ir por ahí diciéndole a la gente lo que pensamos de ellos. La gente no quiere la sinceridad, no es necesaria no gusta. Sed falsos, no discutáis con nadie por sinceros y sobre todo dientes dientes que es lo que les jode.

Hasta pronto Locos!!

Anuncios

2 comentarios en “¿Sinceridad? ¿De qué?

Los comentarios están cerrados.